Allá por principios de los 90 se pusieron más de moda que nunca…  ¿el qué? Arremangarse los pantalones; bien versátil, puesto que podemos hacer dos usos de un sólo pantalón -siempre que el interior lo permita y no enseñemos costuras e hilos antiestéticos-.

Back in the early 90’s were more fashionable than ever … What? Roll up your pants, too versatile, cause you can make two different uses of a pair of trousers.

Hoy en día somos todos muy trendys y muy cool, y substituimos lo de pantalones arremangaos por rolled up pants, que es más in. Pero al fin y al cabo, eso es lo que es, pantalones que se arremangan al más puro estilo pescador.

Los vemos desde los looks más formales como este de arriba, hasta el más puro estilo tejanero, con jeans:

We see from the more formal looks like this up and with looks with jeans too:

Hay que ser un poco realista y decir que este corte pescador a medio tobillo favorece a estaturas más bien tirando a altas y de siluetas esbeltas, porque acorta ligeramente las piernas.

Podemos encontrarlos “prefabricados”, como estos de Asos y Net-a-porter respectivamente:

We can find “prefabricated” as those of Asos and Net-a-porter respectively:

Pero no hagáis caso de imposiciones moderno-productivas, podéis hacerlo vosotros mismos, sólo necesitáis:

You only need:

¡Buena Semana y a arromagarse -o rolleduparse-!

Fuentes: The Sartorialist y otros blogs internacionales.

VIEJO (fuente digital photo)

Aparecieron por primera vez en 1960, el primer diseño era en rojo cereza, cuero de napa y ocho ojos para meter los cordones (algo así como las que aparecen en la imagen de arriba). Eran populares entre trabajadores como carteros, policías u obreros de fábricas.

Más tarde, en los 70,  se hicieron populares entre skinheads, punks y grungers.

blog.freepeople ¿Quién no ha tenido unas? ¡Pues  rescatádlas! Reaparecieron otra vez en  los 90 y esta temporada vuelven con fuerza para complementar el look grunge-chic y el rock de los 80.

Tanto para chicos como para chicas, podremos verla complementando estos looks grunge, con leggins, maxi camisetas, camisas oversize de cuadros, etc…

Hasta son aptas para un vestido o un look semi formal (como vemos abajo). Así que sacadle el polvo los que todavía conservéis las que llevasteis en los 90 para reutilizarlas ahora. Yo tuve unas color berenjena que no voy a poder usar, se me han quedado pequeñas…

The Sartorialist Dr Martens

Fuente: The Sartorialist

The Sartorialist

Fuente: The Sartorialist

Dr Martens

O hasta podemos verlas con un estilismo completamente distino y más sofisticado:

refinery 29 Dr Martens

Fuente: refinery 29

Me inspiraré en el apartado de la web de VOGUE que tanto me gusta Moda en la calle, para hacer algo parecido. Así que inauguro una nueva categoría en este blog a la que puedo llamarla… Vistiendo la calle (o ¿streetstyle? es que está muy visto…). No me he roto la cabeza poniéndole título, pero si se os ocurre alguno mejor… hacédmelo saber. Aquí también saldrán chicos.

¿De qué se trata? Pues ni más ni menos que de pasear o estar simplemente en algún sitio y ver a alguien que me llame la atención su manera de vestir o algún complemento que lleve… Acercarme y decirle “Perdona, ¿te puedo hacer una foto?” Este chico fue mi primera víctima:

Pedro, 21.

Pedro, 21.

Pedro Mayoral tiene 21 años y trabaja con su padre, que es veterinario. Nos encontramos una noche en Lleida. Lleva jeans de G-STAR, sneakers de Bikkembergs, camisa de Polo Ralph Lauren y cinturón de Dsquared. El reloj es de Dolce & Gabbana.

Detalle de las Bikkembergs

Detalle de las Bikkembergs

Detalle del cinturón de Dsquared

Detalle del cinturón de Dsquared

Detalle de su llavero GUCCI

Detalle de su llavero GUCCI

Bueno Pedro, gracias por dejarme hacerte la foto… 😉

Tengo también la del reloj pero no la pongo porque no se distingue nada… más bien parece un tomate aplastado de lo borrosa que está. Si me he equivocado en algún dato, por favor, ¡hazmelo saber!

El morado, reinando en la temporada de Otoño Invierno pasada

El morado, reinando en la temporada de Otoño Invierno pasada

Arratrándose desde finales del pasado verano y afincado por fin en la temporada de Otoño-Invierno 08-09′, el color por excelencia de esta campaña ha sido el morado. Lo hemos visto en tank tops, jeans, vestidos, blusones y más en botines y bolsos. Una misma ya se encargó de adjudicarse un vestido de gasa de H & M y unos botines de Bimba y Lola del color en cuestión.

Llegó arrasando en Agosto y Septiembre en todos los escaparates que se precien y en la mayoría de desfiles de grandes firmas, todo, de repente, se volvió del color de la berenjena.

Pero ahora, un año más (o una temporada más), toca cambiar nuestra segunda piel, y como casi siempre, también el color -la gama cromática  siempre es uno de los alicientes/motivación de los cambios de campaña-.

Creo que puedo decir con total seguridad, que el color que imperará por encima de todos los demás será el azul Klein, azul índigo, o conocido en la calle como azul eléctrico.

Este tono de azul con tanta personalidad (y a quien mucha gente no le gusta), recibe su nombre en honor al pintor francés Yves Klein, quien lo patentó y lo hizo protagonista de la mayoría de sus obras.

Imagen de la campaña de DKNY de Primavera-Verano 09'

Imagen de la campaña de DKNY de Primavera-Verano 09'

Es un azul que puede resultar genial si se sabe combinar, aunque puede estropear cualquier look si se sobrecagra en exceso o se mezcla con los colores equivocados. Hay que saber llevarlo. Yo lo recomiendo, humildemente y por mayoría absoluta,  con negro, y… para de contar. Podemos mezclarlo incluso con blanco si sabemos hacerlo o algún tono tostado en complementos (bolsos y/o carteras de cuero envejecido, propongo…).

A la izquierda, dos modelos de la firma Hisui, y a la derecha, DKNY.

A la izquierda, dos modelos de la firma Hisui, y a la derecha, DKNY.

Yo, por el momento, ya he empezado a clichar…