Absenta, licor de pintores, artistas e «iluminados», por sus propiedades alucinógenas en cantidades. De lo que iba ebrio Van Gogh, dicen, cuando se cortó la oreja.

Es de aquellas piezas que escapan por los pelos de la olor a neftalina. Los shorts de lino tienen más de 18 años y vienen de la mano de mi tía y del año 92′. Sufrieron un DIY (eran largos), pero como todas aquellas piezas que sobreviven al tiempo, por la calidad de antes y por su línea clásica pero polivalente, aquí estoy yo para recuperarlos.

* VOGUE París, a la orilla del Senna

Fueron afortunados, visitaron la Expo de Sevilla del 92′ y lograron salir con vida del calor asfixiante de aquél espacio.

Tuvieron un origen y ahora viven el segundo, casi 20 años después.

*(pip!) Recomendación literaria: Mecanoscrit del segon origen, de Manuel de Pedrolo (1974). Un libro que leí hace mucho tiempo y que me encanta. Trata sobre la supuesta extinción de todos los habitantes de la tierra, menos dos niños que se salvan, Dídac, un niño de color de 9 años de edad, y Alba de 14. El resto está en las páginas.

Lo tenéis también traducido al castellano, adelante!

Bermudas: herencia, vintage

Blusa: Bershka

Chaqueta: Zara

Bolso: Misako

 

Me gustaron los colores vivos del tríptico explicativo del Palacio.


Cuando de pequeña me preguntaban que qué quería ser, yo contestaba que arqueóloga, actriz o petitsera (Petits era el nombre de una de las tiendas de ropa de mis padres). Supongo que contestaría arqueóloga por el síndrome de encantamiento que sufro en museos, viendo documentales de historia/egiptología o deseando entrar en casas abandonadas o palacios que en su día tenían una vida dentro tan distina a la que tenemos hoy.

Vista parcial de la Sala de los Espejos del Palacio de Versalles

A vista de Oca…

Imaginarse historias y hacerse un planning mental de lo que allí pasaba es mágico, aunque no resulta sino difícil hacerlo entre decenas de personas alrededor, ¿me dejáis la próxima vez el Palacio para visita privada?

Y como no la vi en su momento, ahora estoy deseando ver María Antonieta, de Sofia Coppola/Kirsten Dunst.

«!Que coman pasteles!»

Blusa de seda color camel de ZARA (SS ’10)

Shorts de lino de Pimkie (¿?)

Sandalias de esparto de una tienda de Reus (¿?)

Bolso de Misako (SS ’10)

Seguro que un Moët & Chandon era el más baratito…

En la Défense, París. Zona empresarial de edificios enormes, desde donde se podía ver gran parte de París con el Arco de Triunfo de fondo.

Si no ves estos pasteles, es que no estás allí. Son las marcas del camino.

Vestido de seda azul con paillettes de Zara (old)

Cazadora de polipiel de Bershka (SS ’10)

Bolso de Misako (SS ’10)

Bailarinas de Gloria Ortiz (SS 09)

Bohemio, colorido…

… con ese encanto tan especial, bonito, vintage,…

…hogar de artistas, El Barrio de los Pintores.

Así es el barrio de Montmartre, en donde personas como Picasso o Van Gogh dedicaron un tiempo de su vida.

La frase que más repetí aquella mañana fue: «Pardon, la fuiterie d’Amélie?» (Es una de mis películas favoritas, os la recomiendo a todo/as).

Hasta que conseguí encontrarla…!

Le Moulin Rouge…

Falda de topos de h&m (SS ’10)

Cazadora de polipiel de Bershka (SS ’10)

Pañuelo de una tienda vintage mano de Barcelona (Carrer Tallers)

Bailarinas de Gloria Ortiz, en El Corte Inglés (SS ‘o9)

Paraguas de Zara (AW 09)

Y pronto empezarán las crónicas de Narnia París…

*Fotografía de jadelait

Me voy a dar una vuelta por la Ciudad de la Luz, ¡nos vemos pronto!