Samuel L. Jackson, de Armani

Mejor película: En tierra hostil (aunque a mi casi me matara de aburrimiento).

Mejor director: Kathryn Bigelow (por En tierra hostil, claro).

Mejor actor: Jeff Bridges, por Corazón Rebelde. (¿¿Y dónde está Morgan Freeman??)

Mejor actriz: Sandra Bullock, por The blind side. (No la he visto).

Mejor actor de reparto: Cristoph Waltz, por Malditos Bastardos.

Mejor actriz de reparto: Mo’Nique, por Precious. (Ganando a Pe).

Repasemos algunos de los looks de la ceremonia:

Arriba, Diane Kruger de Chanel

Zoe Saldaña, actriz de Avatar, de Givenchy

Sarah Jessica Parker, de Chanel Couture

Pénelope Cruz, con un Donna Karan, sin pena ni gloria:

Mariah Carey, horrorosa:

Gabourey Sidibe, nominada a mejor actriz por Precious, con un Marchesa:

Pedro Almodóvar, con esmoquin, gafas de sol de pasta transparente y pajarita blanca:

Carey Mulligan, nominada a mejor actriz por An education, de PRADA:

Maggie Gyllenhaal, nominada a mejor actriz de reparto por Corazón Rebelde, de Dries Van Noten:

Sandra Bullock, premio a la mejor actriz protagonista por The blind side, de Marchesa:

Y el OSCAR a la mejor vestida es para…

¡Diane Kruger!

¿Estamos de acuerdo?

Los vestidos que aparecen sobre la alfombra roja se me tornan cada vez más rancios y más arcaicos. Las celebrities, en lugar de modernizarse, de resfrescar un poco el estilo para los premios de la gran Academia, parece que alargan las colas de los vestidos y les añaden cada vez más adornos navideños si caben. Propongo otro tipo de atuendos para futuras ceremonias de los premios:

(Sí, llamadme fan de los vestidos cortos…)

Marchesa, Primavera-Verano 2010


¿Habéis visto ya a Ben Stiller presentando disfrazado de Avatar?

Podéis ver aquí la versión completa del vídeo.