Invictus, la nueva película de Clint Eastwood que se estrenará mañana 29 de Enero, cuenta la historia de cómo Nelson Mandela usó un deporte como el rugby, que servía para agravar la divisón racial, en una herramienta para la unidad nacional, durante el mundial de 1995.

El verde y el amarillo, colores de la equipación de rugby de los jugadores surafricanos.

La película está basada en el libro El factor humano, de John Carlin, que relata cómo acontecieron los hechos históricos.

Invictus

 Desde la noche que sobre mi se cierne,
negra como su insondable abismo,
agradezco a los dioses si existen
por mi alma invicta.
Caído en las garras de la circunstancia
nadie me vio llorar ni pestañear.
Bajo los golpes del destino
mi cabeza ensangrentada sigue erguida.
Más allá de este lugar de lágrimas e ira
yacen los horrores de la sombra,
pero la amenaza de los años
me encuentra, y me encontrará, sin miedo.
No importa cuán estrecho sea el camino,
cuán cargada de castigo la sentencia.
Soy el amo de mi destino,
soy el capitán de mi alma.

William Ernest Henley

 

Y ahora… ¿quién sabría decirme qué relación tienen el libro, la película y el poema de W. Ernest Henley?

Os dejo el tráiler, os recomiendo la visita al cine y la lectura del libro y del inspirador y genial poema.